Puerto Deportivo Gijón concede su entrevista más sincera

Fuente: Noticia publicada en « El Comercio », Martes 3 Julio 2018

flor guardado, directora, puerto deportivo, gijon, asturias, nautica

Flor Guardado posa en las inmediaciones del Puerto Deportivo de Gijón, el cual dirige./ARNALDO GARCIA

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

«Si no cambiamos entre todos la situación, llegará el día en que la gente de Gijón diga: ‘Aquí antes había un puerto con muchos barcos. Ya no’»

Tras una dilatada experiencia como gestora comercial y una trayectoria siempre unida a la mar y al turismo, Flor Guardado (Gijón, 1967) asumió en 2005 el reto de dirigir el Puerto Deportivo de Gijón. Doce años y ocho meses después, la ensenada gijonesa, de 779 amarres, lucha contra las recesiones económicas y el cambio generacional de la ciudad para continuar siendo uno de los pilares sobre los que se asiente la estrategia turística de Gijón.

-¿Cuál es la situación actual del Puerto Deportivo?

-Bueno, respecto a abonados ahora en verano empiezan a venir algunos que desde hace unos años y con motivo de la crisis solo vienen en esta época, en lugar de estar todo el año. Eso supone un repunte de clientes en estos meses. Con respecto a los tránsitos, este año vamos peor que el pasado. Esperemos que julio y agosto supongan un crecimiento. Para ello también hemos abierto el nuevo servicio de bicicletas acuáticas que contribuye a que en el puerto haya más vida y que no sea simplemente un conjunto de barcos amarrados.

-Están diversificando mucho el negocio. ¿Se explica así el hecho de prescindir de 37 amarres para formar una plataforma destinada a deportes acuáticos?

-Exacto. Es un proyecto que teníamos y que vamos a terminar este año. La verdad es que en esta zona teníamos barcos más pequeños que podemos reubicar sin problema en otras zonas.

-¿Cuáles son los retos de futuro que se marcan?

-A corto plazo tenemos pensado abrirnos al mercado inglés. Estamos haciendo campañas online dirigidas al público anglosajón, y también nos estamos enfocando hacia un producto nuevo como son los catamaranes, que vienen experimentando un auge tremendo de ventas. No todos los puertos pueden asumir el amarre de este tipo de embarcaciones por lo que es algo que debemos fomentar desde el Puerto Deportivo de Gijón.

-¿A qué achaca esta congelación del crecimiento del puerto?

-Es verdad que seguimos por debajo de la media de demanda. No es la primera vez que lo digo, pero en Gijón tenemos un problema grande con el tema de la naútica. No hay tradición de hacer vela ligera, y la poca que hay apenas tiene continuidad. En una ciudad tan deportista y que cuenta con un puerto y tres playas no entiendo cómo no se fomenta más esta práctica. A esto se suma que la gente que tiene embarcaciones en el puerto es gente mayor, y hoy por hoy no estamos encontrando relevo generacional para que se ocupen de los barcos de las personas que han fallecido. Esto es muy preocupante. En este momento nosotros rondamos una ocupación del 56%, que se debe tanto a la mencionada falta de relevo generacional como a la competencia desleal que nos realizan desde los puertos del Principado. Si no cambia la situación, llegará el día en el que la gente diga: ‘Aquí había un puerto con barcos. Ya no’.

-¿Quién debe encargarse de reactivar esa cantera naútica?

-La Administración. Al igual que pasó con el esquí, con el que se realizaron grandes esfuerzos de promoción para evidenciar que no era un deporte tan caro. Con el deporte naútico pasa lo mismo. No es necesario tener un barco. Se puede alquilar. Fomentar la naútica es cuestión de los ayuntamientos. Son ellos quienes deben implementar políticas sociales para que la naútica se asiente dentro de la sociedad. Por ejemplo, crear una semana azul, que ya se hace en muchos sitios del Mediterráneo.

-Mucha gente piensa que el puerto es el sitio donde los ricos dejan sus barcos. ¿Es eso verdad?

-Yo creo que ese tópico existe en gran medida debido a las películas, en las que siempre salen megayates o veleros impresionantes. La realidad no es así. Megayates tienen unas cuantas personas, no más. Aquí es distinto. Dejar un barco de unos ocho metros de eslora puede costar 1.200 euros. ¿Cuánta es la diferencia con comprar un garaje? Nuestra media de barcos está incluso por debajo, en los 7,5 metros. Aquí los precios en comparación con el resto de España no son caros. Son caros en comparación con los puertos del Principado. Es más la imagen que se tiene de la náutica que lo que realmente es.

-Se queja de competencia desleal por parte del Principado. ¿En qué consiste exactamente?

-Lo primero es que los puertos del Principado los estamos pagando entre todos, cuando ese dinero no se debería destinar al ocio de las personas que tienen barco sino a sanidad, educación, medio ambiente o cultura. Además, respecto a los precios, existe una diferencia de un 40% entre los suyos y los nuestros. Esto es algo que no nos permite ser competitivos y que conlleva que los puertos del Principado tengan lista de espera mientras que el nuestro tiene una ocupación ligeramente superior a la mitad. Me cuesta entender que no haya una política más seria en el ámbito de puertos deportivos. Otro aspecto a destacar es que en el caso del Principado, los puestos de trabajo los ocupan jubilados de clubes, que a su vez se están beneficiando de esas instalaciones sin tener que pagar nada. Nosotros hemos tenido que gastar mucho dinero en cánones de concesión y demás pagos.

-¿Por qué los precios son tan baratos en los puertos del Principado?

-Por una razón que quizás desconoce. El Principado realiza descuentos a los socios de los clubes. Descuentos en torno al 20%. Con esto, mucha gente acude a los clubes simplemente por el hecho de conseguir ese descuento en el precio del amarre. Están consiguiendo clientes e ingresando un dinero sin haber realizado ninguna campaña de captación por medio.

-¿Han transmitido este malestar al Principado?

-Sí. Hemos querido mantener reuniones con Jose María Pertierra, director de Infraestructuras y Transportes del Principado, pero no hemos obtenido ninguna respuesta. Estamos dejando pasar la oportunidad de darle a Asturias otra forma de vivir, vivir de la mar. No solamente de la pesca, sino también de la parte deportiva, que ofrece mucho. Se necesitan velerías, empresas de reparación, técnicos de motores, expertos en fibras, gente que cuide de los barcos… Esto son muchos puestos de trabajo, que están ahí latentes esperando a que venga alguien con la varita mágica y lo arregle.

-Este año el Puerto Deportivo ha vuelto a obtener la bandera azul. ¿Cuál es el beneficio de este distintivo?

-Económico, ninguno. Es más, cada año te piden más requisitos. Para nosotros la bandera azul representa el compromiso que hemos adquirido con la ciudad y con la autoridad portuaria, tanto a nivel de imagen de la ciudad como con el medio ambiente.

-¿A que cree que se deben las basuras que han aparecido recientemente en el puerto?

-No le sé decir. Por nuestra parte hemos presentado un escrito a la Autoridad Portuaria y al Ayuntamiento, explicando este problema y solicitando una reunión para buscarle una solución a este problema, pero de momento no nos han citado para ello.

-¿Es un problema?

-Bueno, sobre todo es un problema de imagen.

-¿Es la imagen del puerto un factor diferencial a la hora de sumarle valor a la ciudad?

-Quiero pensar que sí. Ahora mismo estamos colaborando con el Ayuntamiento en proyectos muy interesantes. Salvo pequeñas diferencias todos los puertos son iguales. Lo que los diferencia es su entorno, la ciudad. El año pasado entraron en nuestro puerto 1.020 barcos, con una media de cuatro personas por embarcación y una estancia media que supera la de los hoteles. Debemos intentar reforzar la relación entre puerto y ciudad con acciones conjuntas como la que realizaremos este año en Southampton por ejemplo.

0 réponses

Répondre

Se joindre à la discussion ?
Vous êtes libre de contribuer !

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *